Historia

Uno de los grandes retos de los sistemas de salud basados en la atención primaria de salud es la búsqueda de equidad, calidad de la atención y eficiencia. En este contexto, las tecnologías sanitarias desempeñan un papel esencial. Por un lado, son decisivas para la calidad de la atención y, por el otro, representan un impacto presupuestario cada vez mayor que puede amenazar la sostenibilidad de los sistemas de salud. Por esto, la decisión sobre las tecnologías que deben ser provistas por los sistemas de salud es clave para que los países logren obtener los máximos beneficios en la esfera de la salud.

La cooperación regional en materia de ETS ha cobrado fuerza. Durante el Encuentro Regional sobre Evaluación de Tecnologías Sanitarias realizado en Buenos Aires, en octubre del 2010, los representantes de 12 países y un total de 20 instituciones, entre ellas ministerios de salud de los países, Centros Colaboradores de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), y otras redes e instituciones, acordaron la formación de la Red de Evaluación de Tecnologías de Salud de las Américas (RedETSA). Esta Red fue lanzada oficialmente en junio del 2011, en Río de Janeiro, con la firma de acuerdos de cooperación con la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) de Brasil, el Organismo Canadiense para Medicamentos y Tecnologías Sanitarias (CADTH) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), con el fin de intercambiar información, fomentar la adopción de metodologías comunes y establecer prioridades de trabajo conjuntas para fortalecer las capacidades en materia de ETS. Luego del encuentro fundacional, se realizó un encuentro de April de 2012 en Lima, donde se definieron las prioridades de la Red y se estableció un plan de trabajo. Durante la Conferencia Sanitaria Panamericana, en la resolución CSP28.R9, los países reconocieron la importancia de la RedETSA, y se estableció que  OPS ejercería su secretariado.

En septiembre de 2012, en la 28ª Conferencia Sanitaria Panamericana, los Estados Miembros fueron pioneros, a nivel mundial, al adoptar por primera vez una resolución sobre la evaluación e incorporación de las tecnologías sanitarias en los sistemas de salud. La resolución CSP28.R9 fue un documento innovador de política en el que se propone vincular la toma de decisiones basadas en evidencia para la evaluación de tecnologías sanitarias con el proceso de toma de decisiones en los sistemas de salud a fin de administrar y usar las tecnologías sanitarias. La resolución CSP28.R9 inspiró a los países de SEARO*  a adoptar, en el año de 2013, una resolución sobre este mismo tema. En el 2014, la Asamblea Mundial de Salud aprueba la resolución WHA67.23 – “Evaluación de las intervenciones y las tecnologías sanitarias en apoyo de la cobertura sanitaria universal” .

En el mes de junio, en la ciudad de Bilbao, España, se realizó un taller (III Reunión de la Red) en conjunto con la red europea (EUnetHTA) y la red asiática (HTAsiaLink) y se realizó un acuerdo para realizar actividades futuras en conjunto. En el mes de diciembre, en la ciudad de Bogotá, Colombia, se organizó el «Taller sobre los Procesos de Priorización y Evaluación de Tecnologías Sanitarias en la Región de las Américas» en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo y el Centre for Global Development. En la misma ocasión también se realizó la IV Reunión de RedETSA, en la que se realizó se realizó un taller para discutir la implementación de la resolución.